Coaching de liderazgo

La Biblia nos dice que no es suficiente conocer el bien, sino que debemos actuar de acuerdo al bien (Santiago 4:17). Esto se ha arraigado en nuestros métodos para equipar a los líderes del ministerio a través de la educación y la tecnología. Una respuesta a la necesidad de una profunda transformación que lleve a la acción es el entrenamiento. El coaching es una parte integral del desarrollo de un líder de saber al hacer, al ayudar a las personas a reflexionar sobre la Palabra y aplicarla a sus vidas. El coaching desempeña un papel clave en el seguimiento de nuestro Programa de Desarrollo de Liderazgo, que se centra en un enfoque directo, que también se conoce como «saber-ser-hacer». Esto permite a nuestro personal ver el progreso del líder, pero lo más importante muestra al líder los cambios significativos y transformadores que tienen lugar en su vida.

Al final de nuestras sesiones de capacitación, nuestro personal se pone a disposición por correo electrónico, teléfono, chat, Zoom, etc. para preguntas adicionales o capacitación que cualquier participante pueda tener. Este tiempo ha sido fructífero ya que nuestro personal ha visto a varias personas trabajando a través de algunos problemas personales que han obstaculizado su capacidad de liderar. A lo largo de nuestro proceso, podemos relacionarnos y aprender con los líderes involucrados en coaching individual, y pueden enfocarse en superar áreas de sus vidas que han afectado su capacidad para tomar decisiones, trabajar con otros y, en última instancia, liderar una comunidad transformadora. Su autoconciencia de las luchas que enfrentan y cómo su situación y solución se alinean con la Palabra, son la clave del proceso.

Los beneficios de estas sesiones de coaching han demostrado ser una herramienta valiosa para que nuestro equipo aprenda más sobre los líderes del ministerio y las luchas que enfrentan. Hemos tenido el privilegio de entrenar a misioneros, directores generales, entrenadores, pastores y otros. Nuestro deseo es que puedan hacer cambios de vida transformadores que les permitan nutrir mejor la transformación del Evangelio dentro de sus comunidades.

Deja un comentario